“LA BESTIA”

               “el terror del narcisista”

Hace mucho tiempo arrojé a lo que me refiero como la bestia en la prisión que es la construcción

Como un albañil febril, me puse a construir una prisión que mantuviera a la bestia fuera de mi vista, mis oídos y mi mente; Igual que un albañil que pone un ladrillo, agrega cemento y luego otro ladrillo, yo construí esta prisión con los fragmentos que recolectaba de las personas que me rodeaban. 

Todos estos fragmentos se mantenían juntos y en su lugar gracias a mi poder, mientras tuviera combustible, tendría el poder que mantuviera la prisión intacta. Lo puedes comparar a tener suficiente carbón disponible para generar la electricidad que alimenta a una cerca eléctrica que evita que los delincuentes se escapen. Si no hay más carbón, no hay corriente eléctrica y los delincuentes pueden escalar la cerca y escapar, yo construí esta prisión hace mucho tiempo.

“Al principio era rudimentaria; había huecos a través de los cuales la bestia me susurraba o gritaba”

Su horrible voz surgía para recordarme todas esas cosas que prefería no ser,En ocasiones, una de sus garras desgarraba la construcción. La garra daba arañazos, agitándose en el extremo de un brazo descarnado, tratando de echar abajo otras partes de la prisión, se convirtió en una batalla constante, la bestia intentaba derribar lo que yo había creado, mientras yo trataba de reparar desesperadamente el daño y parchar los hoyos que ella había hecho.

Algunos días la bestia echaba abajo secciones enteras de la construcción y me recordaba lo que yo prefería ignorar. Sus terribles ojos demacrados me miraban, y yo trataba de dirigir mi mirada lejos de la suya.

 Desesperadamente buscaba combustible para restablecer el poder y pegar con cemento los fragmentos y secciones destruidas, fustigaba a los que estaban a mi alrededor, exigiendo sus reacciones para que el combustible fluyera nuevamente y yo pudiera descansar tan sólo por un momento, jadeando y con el corazón palpitando fuertemente.

Con el tiempo, a medida que observaba la manera en que tú y tu especie se comportaban y yo aprendía e imitaba, comencé a perfeccionar mis habilidades. Repitiendo, logré desarrollar mi capacidad de seducción para que más gente cayera bajo mi hechizo. Me volví más hábil para extraer el combustible positivo que fluía del amor, la atención y la admiración de estas personas.

Amigos, colegas, conocidos y amantes, todos se convirtieron en objetos de mi influencia”

Cuanto más ejercitaba esta habilidad creciente, más fuerte se volvía y el combustible fluía más libre y rápidamente. Esto me permitió agrandar la construcción y agregar secciones más atractivas y fragmentos fascinantes. Mi alcance creció a medida que buscaba nuevas víctimas para seducir. Las encontraba en bares, en el trabajo, en la infancia y en las redes sociales a las que estaba conectado; también perfeccioné rápidamente mi habilidad en el arte oscuro de la devaluación y me di cuenta de cuán potente era el combustible que extraía cuando denigraba a alguien y la sometía a mis crueles humillaciones y malos tratos. 

El combustible siguió fluyendo y mi poder aumentó de manera que la construcción se volvió más fuerte, más alta y magnífica.

        “Constrúyela y vendrán a ti”

Y así fue. Este edificio deslumbrante se levantó como un faro hacia el cual los buenos y empáticos venían, deseosos de formar parte del mundo seductor que la construcción les prometía. Con cada conquista se agregaba otra capa a la creación y su resplandor crecía. 

Cuanto mayor era la opulencia de la construcción, mayores eran también las demandas que se presentaban para mantenerla en pie; la maravillosa creación comenzó a tomar vida propia, y a requerir más y más poder para mantenerse intacta.

 Así, la caza de combustible se hizo más urgente e intensa. En las profundas entrañas de la construcción se encontraba la bestia achicada. Sentí que había logrado intimidarla y subyugarla hasta cierto grado.

El espesor de las paredes de la construcción fue amortiguando sus aullidos llenos de dolor, hasta que ya no los escuché. Ya no podía perforar agujeros y sus furiosos desgarrones parecían disminuir.

   “Pero no soy tonto, sé que todavía está allí, acechando.”

No siempre escucho sus protestas, reprobaciones, amonestaciones y palabras sardónicas, pero sé que todavía las emite y que estas retumban dentro de su calabozo; Sólo tomaría una tregua en mi búsqueda de combustible para que el poder bajara y la bestia de nuevo y rasgara rabiosamente los segmentos de mi construcción para liberarse, brotar a la superficie y herirme con una uña amarillenta antes dehacer estallar la construcción por completo.

¿Qué es esta bestia?

He llegado a comprender que es lo que no quiero ni contemplar ni afrontar. Es la manifestación de todas mis debilidades. Las debilidades que me dieron aquellos que debieron haber sido más sabios y hecho más para evitar que se acumularan.

El miedo y la debilidad son comida
y bebida para la bestia.”

La doctora “O” me ha hecho comprender que todo elmundo tiene una de estas bestias parasitarias en su interior, pero solo a los que son como yo nos atormenta a tal grado que elegimos confinarla en la construcción. No podemos enfrentarnos a ella. Si yo lo hiciera, me consumiría y dejaría de existir de la manera que quiero existir.  Para prevenir que esta bestia cobarde rija mi vida y me obligue a vivir su horrible existencia, decidí crear la construcción.

Esta fue mi manera de defenderme contra aquello que representa lo peor de mí y las cosas que no quiero recordar.”

Cada debilidadp, fracaso, decepción, falla, fragilidad, desaliento, mancha y defecto está contenido dentro de esta bestia.

Es el amo de mi imperfección y permitirle ver la luz del día es permitirle al mundo ver todos esos defectos. no debo permitir que esto suceda jamás”

Confinándola en mi construcción, puedo ser lo que quiero que el mundo vea. Popular, fuerte, exitoso y conquistador de todo. Eso es lo que el mundo quiere de mí. Eso eslo que el mundo admira y desea.

Por consiguiente, esta es la segunda razón por la cual no puedo dejar de
hacer lo que hago. Si dejo de extraer combustible, pierdo poder. Si pierdo poder, la construcción se desmorona y la bestia se escapa. Si esa cosa logra romper los muros de su prisión, yo dejo de existir. Dejo de existir porque la bestia me agarrará y me arrastrará hacia el abismo, y me quedaré allí, relegado en el olvido, erradicado.

Sin duda le temes a la muerte, sin embargo, me puedo imaginar que, como persona empática, crees que tu legado durará de alguna forma.  Los testimonios de tus buenas obras, los niños que has criado y las impresiones que has dejado en otras personas. Cuando te hayas marchado de este mundo mortal, habrá recordatorios de tus buenas obras. Seguirás viviendo. Yo debo lograr lo mismo.

  Mi superioridad y genio serán reconocidos y seguirán siendo alabados una vez que la fría mano de la muerte me halla llevado, mis logros y mi nombre deben vivir a través de la magnificencia que he creado a mi alrededor, a través de mis triunfos y mi éxito. Si la bestia se escapa de sus confines, no sólo me arrastrará hacia el abismo sino también erradicará todo lo que he logrado alcanzar. Mi marca en el mundo será borrada tan fácilmente como una mota de polvo sobre una mesa de roble lisa. Me habré ido y seré olvidado por completo.

Es este temor de aniquilamiento y eliminación a manos de la bestia que me obliga a mantenerla encarcelada. Esa cosa nunca debe escaparse y destruirme. Es por eso que debo mantener intacta la prisión y, para hacer esto, debo tener poder, y, para tener poder, debo obtener combustible, un montón de potente y delicioso combustible. No puedo parar de hacer lo que hago porque el no hacerlo sería mi destrucción.

Sacado del libro de HG TUDOR “COMBUSTIBLE”

CONOCIENDO LA CARA DEL NARCISISMO.

Siguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/antinaricisista/

Publicado por narcisistasaldescubierto

Espacio de información sobre el trastorno Narcisista de la personalidad. NO ESTÁS SOLO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: