“EDUCANDO CON AUTENTICIDAD”

Educar con autenticidad es el primer paso para enseñarles a los niños a ser valientes y honestos consigo mismos y con los demás. Convertirte en un modelo de equilibro emocional a seguir será una gran herramienta al momento de educar.
La honestidad emocional, mas no la perfección, es lo que un niño verdaderamente necesita de sus padres. Los niños siempre están observando cómo experimentas el enojo, la felicidad, la frustración, la alegría, el éxito y cómo lo proyectas hacia el resto del mundo. Tenemos que ser un ejemplo de honestidad para nuestros hijos y hacerles ver que está bien sentir todas sus emociones.

A algunos padres de familia se les facilita lidiar con los sentimientos felices de sus hijos, pero cuando se trata de los más desafiantes, como el enojo, la agresividad y la ansiedad, el panorama se vuelve más complicado. Por eso los niños aprenden menos sobre estas emociones, lo que puede afectar su capacidad para controlarlas en el futuro.
Reconocer y entender todas las emociones desde la niñez, incluso las más complicadas, hará que les sea más fácil desenvolverse en el mundo.

Al estar frente a un momento complicado, sonreír y decir que «todo va a estar bien» no siempre es la mejor solución. La autodecepción es el peor tipo de decepción, y transmitírsela a nuestros hijos es muy peligroso, pues aprenderán a hacer lo mismo. La autodecepción es confusa, ya que nos hace ignorar nuestros verdaderos sentimientos y puede orillarnos a tomar decisiones basadas en factores externos, más que en nuestros propios y auténticos deseos.
Esto nos lleva hacia un camino que no queremos transitar en la vida y así es como terminamos siendo infelices. En ese momento muchas personas voltean a ver su vida y dicen: «Espera ¿realmente quería esto? ¿O es sólo lo que se supone que debo querer?».

Por otro lado, la autenticidad es buscar en tu corazón y en tu interior lo que es correcto para ti y para tu familia, y no tener miedo de seguir ese camino hasta conseguirlo. Es permitirte estar en contacto con tus emociones y actuar conforme a ellas en lugar de enterrarlas o ignorarlas.
Hacer esto requiere mucho valor y fortaleza, pero la recompensa es enorme.
Aprender a actuar sobre las metas esenciales, como mejorar tus relaciones o hacer cosas que te hagan feliz, en vez de hacerlo sobre metas innecesarias, como comprar un auto nuevo, es lo que genera un verdadero sentimiento de bienestar.

Por eso, tener la casa más grande, poseer más cosas o inscribir a tus hijos en las actividades correctas puede terminar siendo un engañoso camino hacia un agujero sin fondo.

Reflejar tus propios sueños en tus hijos, en vez de escuchar atentamente sus deseos y respetar su propio proceso de crecimiento y desarrollo es otro agujero.

Presionar o elogiar demasiado a los niños podría orillarlos a aprender cosas por reconocimiento externo más que por satisfacción interna, lo que suele convertirse en una «configuración de fábrica» de por vida.

Esto suele fomentar las metas innecesarias, como tener algo ajeno a ellos para sentirse felices. Quizás esto los lleve aobtener el éxito según los estándares de otras personas, pero no necesariamente sentirán felicidad en su interior y el bienestar que todos buscamos.

Como lo analizamos antes, esto puede traerles ansiedad y depresión.

Cómo elogiarlos con autenticidad según el método danés

La humildad es muy importante en Dinamarca; esto se remonta a épocas antiguas y es parte de la herencia cultural danesa. El valor de la humildad está en saber quién eres para que no necesites a nadie más para sentirte importante. Por esto los daneses intentan no sobresaturar a sus hijos con halagos.

Iben le dice a sus hijas que pueden lograr lo que sea trabajando arduamente. Ellas saben que tienen que desarrollarse y crecer, e Iben fomenta esta actitud pero intenta no felicitarlas demasiado, pues cree que los niños no pueden comprender tantos elogios a la vez, porque llegan a sonar vacíos y sin sentido.
Por ejemplo, si un niño danés garabatea algo y le entrega el dibujo a su madre, ella quizá no diría: «¡Guau! ¡Muy bien! ¡Eres un gran artista!», más bien le preguntaría algo acerca del dibujo: «¿Qué es? ¿Qué pensabas mientras lo dibujabas? ¿Por qué usaste esos colores?». O quizá sólo agradecería el regalo.
Enfocarse en lo que hizo el niño en lugar de saturarlo con halagos es un método muy danés, pues les permite a los niños enfocarse en el trabajo, pero también les enseña a ser humildes.

Ayudar a los niños a sentir que pueden volverse expertos en algo en vez de hacerles sentir que ya lo son, crea bases más sólidas, en las que se sentirán más seguros para crecer. Esto desarrolla fortaleza interna y resiliencia.

De hecho, investigaciones recientes y muy interesantes apoyan esta idea.

¡La forma en la que elogiamos a nuestros hijos sí tiene un efecto profundo en su resiliencia!

“Consejos para Jugar”

Es importante notar y destacar que un país con sólo cinco millones de habitantes es el líder mundial de juguetes y áreas de juego para exteriores. Así que la próxima vez que encuentres a tus hijos columpiándose en las ramas, brincando entre las piedras o jugando luchitas con sus amigos y quieras intervenir para rescatarlos, recuerda que es su forma de aprender cuánto estrés pueden soportar.

Cuando estén jugando con un grupo de niños problemáticos y te sientas obligado a protegerlos, recuerda que están aprendiendo acerca del autocontrol y también habilidades de negociación con diferentes tipos de personalidades, pues es la única manera de mantener el juego vivo. Es la manera de poner a prueba sus habilidades y desarrollar su capacidad de adaptarse a cualquier proceso.

Mientras más jueguen, más resilientes y socialmente adaptables serán, es un proceso natural. Ser capaces de «leg godt» o «jugar bien» es el bloque de construcción sobre el que levantarán un futuro imperio de felicidad.

Algunos consejos a implementar:

1. Apaga la televisión:

¡Apaga la televisión y los demás aparatos electrónicos! La imaginación es un ingrediente esencial para que el tiempo de juego tenga un efecto positivo.

2. Crea un entorno enriquecedor:

Algunos estudios han demostrado que tener tiempo de juego en un entorno sensorial facilita el desarrollo cortical del cerebro. Tener una variedad de materiales que estimulen todos los sentidos: vista, oído, tacto, olfato y gusto, ayuda a mejorar la activación cerebral a lo largo del juego.

3. Que el arte sea tu aliado:

Los cerebros de los niños crecen al crear arte. Por eso no debes enseñarles cómo hacerlo, sólo dales los materiales necesarios y deja que echen a volar su creatividad espontáneamente.

4. Deja que exploren el mundo exterior:

Trata de que salgan la mayor cantidad de tiempo posible, que jueguen en la naturaleza; no importa si es en el bosque, en el parque, en la playa, o donde sea. Busca espacios en los que te sientas seguro dejando que sean libres y que exploren el medio ambiente. En estos lugares realmente pueden dejar volar su imaginación y divertirse.

5. Combina niños de diferentes edades:

Trata de juntar a tus hijos con niños de otras edades. Esto mejorará su zona de desarrollo próximo, les facilitará el entendimiento del otro, y ambos se ayudarán a llegar a un nuevo nivel naturalmente. De esta manera, los niños aprenden al mismo tiempo a ser la estrella deljuego y a cooperar con los más grandes. Aprenden a participar, así como a desafiar el juego. Esto les enseñará acerca del autocontrol y de las habilidades de negociación, tan importantes en la vida.

6. Deja que sean libres y que se olviden de la culpa:

No necesitan que un adulto los guíe o tener juguetes específicos, cuanto más los dejes tener control de su propio juego, usar su imaginación y hacer todo por ellos mismos, serán aún mejores. Las habilidades que están aprendiendo son invaluables. Nos preocupa tanto su aprendizaje u organizarles actividades que olvidamos la importancia de dejarlos jugar con libertad. Deja de sentirte culpable y de pensar que eres un mal padre por dejarlos jugar. ¡Jugar es lo que les hace falta!

7. Sé genuino:

Si quieres jugar con tus hijos, tienes que ser cien por ciento genuino en lo que haces. No temas verte como un tonto, deja que ellos te guíen; no te preocupes por lo que los demás o tú mismo puedan pen sar. Vuélvete como ellos y hazlo por lo menos veinte minutos al día si es que esto se te complica. Aunque sea sólo un rato de juego pensando que tienes su edad, vale más que cualquier juguete que puedas comprarles.

8. Deja que también jueguen solos:

El juego a solas es sumamente importante para los niños. Cuando juegan con sus juguetes procesan nuevas experiencias, conflictos y eventos de su día a día. Al adentrarse en un juego donde la imaginación desempeña un papel importante y al usar diferentes voces,pueden recrear lo que pasa en su mundo, y esto es extremadamente terapéutico. Además, los ayuda a desarrollar sensibilidad hacia la fantasía y la imaginación.

9. Crea una carrera de obstáculos:

Trata de crear carreras de obstáculos con pequeños objetos, colchones o, si es necesario, crea un espacio en casa donde los niños puedan moverse y utilizar su imaginación. Dales libertad para jugar, trepar, explorar y crear; y, por favor, no te estreses demasiado.

10. Involucra a otros padres de familia:

Involucra a otros padres de familia en esta saludable manera de pensar acerca del juego. Mientras más padres la practiquen, más niños formarán parte de estos juegos sin adultos. Algunos pediatras en Estados Unidos han creado guías para demostrarles a los padres que el juego es saludable. Es valioso para los niños y debe ser fomentado y discutido con los demás.

11. Evita intervenir demasiado rápido:

Trata de no juzgar con tanto rigor a otros niños y de intervenir antes de tiempo por querer proteger a tus hijos de los demás. A veces aprender a lidiar con niños más difíciles les enseña importantes lecciones de autocontrol y resiliencia.

12. Déjalos ser Deja que tus hijos hagan cosas por su cuenta.

Cuando sientas que debes «rescatarlos», da un paso atrás y respira profundo.

Recuerda que están aprendiendo algunas de las habilidades más importantes para el resto de su vida.

Bibliografía: Como criar niños felices de Jessica Joelle Alexander.

Por: Alejandro Ojeda

Para: Narcisistas al Descubierto

Publicado por narcisistasaldescubierto

Espacio de información sobre el trastorno Narcisista de la personalidad. NO ESTÁS SOLO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: