RETRATO DEL PSICÓPATA EFECTUADO POR HOMS

16 abril 2021. Por: Alejandro Ojeda.

Para: Narcisistas al Descubierto.

Mexicali B,C. México.

Características descriptivas externas del antisocial y el psicópata (Retrato del psicópata efectuado por Homs.)

A continuación haremos una descripción del antisocial: Al pasar de los años, en mi profesión, he tratado con psicópatas y antisociales con características muy diferentes, pero casi todos o la gran mayoría, coinciden en una serie de rasgos los cuales he decidido resaltar en una escala de mi propia invención, la cual describo a continuación:

• Muecas al saludar, sonrisa falsa.

• Calzado y ropa cómoda, para en cualquier momento huir.

• Cambio de imagen periódica.

• Cambio de dirección, teléfono, mail e identidad.

• Porta documentación de otra persona, con la que se ha puesto de acuerdo, para burlar la acción de la justicia que se ocupa de su búsqueda y captura.

• Porta documentación de alguna persona fallecida.

• Poca capacidad de ahorro, pues su dinero siempre está en circulación.

• No vota, aunque no duda en mostrar sus opiniones moderadas y conciliadoras cuando en un debate surge el tema electoral o político.

• Suele ser hipercinético, es decir, activo. El psicópata y el antisocial reincidente no perdura en las relaciones personales duraderas porque son paranoides, es decir, desconfían por sistema de los demás o bien porque se cansan de los demás.

• Manipula al terapeuta, pues no cree que pueda ser curado de sus patologías, a pesar de ser consciente de su falta de concentración y del control de los impulsos.

• Incorpora la mentira en su vocación, de forma que, a base de repetirlo muchas veces, acaba siendo convincente.»Sabes que vas a cobrar», dice a sus deudores con aplomo, pero finalmente no paga.

• Maneja siempre un doble lenguaje, que le permite, incluso por escrito, desdecir- se de lo prometido.

• Maneja más de unidioma, dialecto o jerga.

• Sabe modales, besa manos, reverencias, saludos afectivos, apretón de manos, sonrisa social.

• Se siente importante, tiene alta autoestima y no se deprime, salvo cuando es tributario de sanción fuerte o las consecuencias de sus actos le agravan su situa- ción.

Imagen: Shawn Barber paint art.

Pocos tienen problemas de tipo depresivo, frente al resto de la población reclusa en general, que accede al médico o terapeuta por esta causa.

Los psicópatas por shock traumático, han desarrollado una psicopatía después de haber vivido en un ambiente altamente estresante (excombatientes, personas que han sufrido en exceso en la vida). No son creyentes aunque dominan bien vocabularios de horóscopos, creencias y ritos religiosos, los cuales pueden llegar a practicar sin corazón o sentimiento. Puede incluso ser o manifestar una religión de forma extremista o integrista.

Imagen: Shawn Barber Paint art.

No olvidemos que La Iglesia Católica a lo largo de su historia ha tenido conductas que podemos considerar no antisociales sino psicopáticas, sobre todo en época de La Inquisición. El psicópata, se incorpora como soldado mercenario en el ejército puntualmente, para desarrollar o canalizar la agresividad. En USA principalmente, pero también en La Legión Francesa y La Legión Española se permite ingresar a este tipo de personas como soldados profesionales o mercenarios, sin pedir muchos requisitos y sin averiguar sus antecedentes penales o policiales. Ser soldado mercenario es una forma de tener a los antisociales más peligrosos, que son útiles en una guerra.

Imagen: Shawn Barber Paint art.

En los ejércitos, los antisociales y psicópatas pueden entrenarse bien, para aprender disciplina, pero también para psicopatizarse más, de la misma manera como se adiestra a un animal.No olvidemos que en ocasiones, los propios Estados, como los EEUU, han pactado con la delincuencia. Este fue el caso en la II Guerra Mundial, cuando llegaron a pactos con La Mafia a fin de que ésta no dañara la industria del armamento. El psicópata sabe fingir, llorar y reír de forma casi espontánea pero provocada. Es decir, a base de ensayar el llanto o la risa, logra dar una apariencia de normalidad psicópata disfruta haciendo mal, por- que está programado mentalmente para ello, mientras que el delincuente habitual que por necesidad económica o por su carácter realiza delitos, entendemos que su cerebro no está vi- ciado, no sufre enfermedad mental, es la sociedad la que le ha condicionado. Las tendencias religiosas pueden ayudar a socializarse, sin que éstas deban ser las religiones tradicionales, como la católica o musulmana. Una creencia espiritual aun laica, pero idealista, pueden ayudar al psicópata a creer en algo más que la gratificación inmediata y por tanto, mejorar su condición psicopática. El antisocial y el psicópata no deben ser tratados de forma conjunta, pues el psicópata, más habilidoso que el antisocial, manipula preferentemente a los antisociales, los cuales pueden convertirse en psicópatas en el futuro.

Imagen: Shawn Barber paint art.

No están directamente relacionados el antisocial y el psicópata, de forma que no todos los antisociales acaban siendo psicópatas, y hay psicópatas que están socializados y no
delinquen. De manera que hay psicópatas y antisociales de temprana edad que se rehabilitan. El antisocial ve en el psicópata un soporte que no le dan los demás, y se crea entre ellos dos una simbiosis. Si a un joven se le obliga a asistir a la escuela, ello no es considerado ni una pena ni una medida de seguridad contra su libertad. Por el mismo argumento, a un antisocial, que es como un niño inmaduro, se le debería poder imponer y obligar a seguir la escolarización o mejor reeducación, hasta su resocialización. ¿Cómo se va a reinsertar y resocializar al antisocial? El propio antisocial agradecería que se le obligara a estudiar y a trabajar. En ocasiones el antisocial (el psicópata nunca) se dirige a la Administración Pública en búsqueda de una ayuda. Al no recibirla responde con el delito o el consumo de drogas ante la falta de solidaridad de las Administraciones que poseen presupuestos sociales y no los emplean adecuadamente. Invertir en resocializar, enriquece a los pueblos.

Todos somos psicópatas: Maltrato a los animales

EL DSM IV, EL CIE 10 y La OMS mencionan que la conducta de maltrato a los animales es tanto antisocial como psicopática.
Es de mencionar que el CIE 10, La OMS y el DSM IV, internacionalmente reconocidos como manuales de enfermedades mentales, son y serán en el futuro un referente obligado, dado que la doctrina mayoritaria los reconoce como el catálogo de patologías mentales.La doctrina, son los doctores de todas las materias, desde la Medicina, Psicología, De- recho, Criminología y el resto de las Ciencias, que forman los doctores en todas las Universidades del mundo.La consideración de conducta psicopática debe extenderse al maltrato y a la muerte de todas las especies animales sin excepción, dado que los animales son tributarios del derecho a la vida, la cual sólo se puede privar o bien en defensa propia, es decir cuando los citados animales pueden causar enfermedades o muerte en los humanos.

Imagen: Shawn Barber paint art.

También por su puesto, en los casos en los que para salvar la vida del hombre, se han de sacrificar especies para la alimentación y supervivencia. Entendemos que la conducta, no de los gobiernos, sino de las personas que matan a animales de corral, de cría, o domésticos con sufrimientos innecesarios, incurren en una forma de psicopatía social, consentida, inmoral y reprochable. Igual opinamos de la crueldad que rige las corridas de toros o las peleas de gallos, entre otros ejemplos aceptados por amplios sectores de la sociedad. Emplazo desde esta obra a que alguien diga, con datos, qué diferencia hay entre el sufrimiento de un animal. No existe ningún estudio en el mundo que indique que un ser humano tiene más derecho a la vida que un animal, sobre todo los más próximos a los hombres, que son los mamíferos, y dentro de ellos a los primates superiores. chimpancés que poseen conciencia de su propia existencia.

Imagen: Shawn Barber paint art.

Por el principio jurídico del Estado de Necesidad, entendemos que mientras no haya otra alimentación que la animal, matar animales, especialmente en zonas del mundo sub- desarrollado, el matar para comer carne ani- mal no es una conducta psicopática, aunque la especie humana debería tender en el futuro hacia el respeto cada vez mayor hacia la vida de cualquier forma de especie animal.
Es inmoral confeccionar paté u otros alimentos que sehacen para «disfrutar co- miendo». Sacrificar y torturar a los patos debería ser erradicado del panorama mundial, así como fabricar alimentos o comidas que se consiguen haciendo sufrir a los animales, como es el caso de la langosta, que se cocina hirviéndola viva.
Sabemos que producimos hilaridad o ridículo, en personas que frivolizan al matar y torturar animales por su sabor, pero no olvi- den ellos que también frivolizan los pedófilos sobre la carne fresca de los niños, y a todos nos parece una barbaridad reprochable, digna de sanción penal muy grave.

Mosterin («Los Derechos de los Animales», «Vivan los animales») establece en su obra que, el dolor es el mismo en los animales que en los hombres y el Dr. Sabater PI, en sus obras «Gorilas y Chimpancés» indica que los primates tienen cultura, que trasmiten a sus descendientes. Es de citar que Sabater PI, tuvo en su casa durante tres años al gorila blanco Copito de Nieve, ya muerto, e indicó que durante los dos primeros años de vida su comportamiento era idéntico al de un niño.
Los estudios realizados en zoológicos de- muestran que los orangutanes y chimpancés tienen un nivel de conciencia muy similar al de los hombres, por lo que proponemos que se cree un estatuto para este tipo de prima- tes, que impediría su caza y enjaulamiento en zoológicos y parques. A pesar de que en cautividad viven más, no se reproducen y sufren trastornos mentales de tipo depresivo.Imagen: Shawn Barber paint art.

Sabemos que nadamos contra corriente, pero hemos de ejercer la constancia contra ac- tividades como las que se tienen en ciertos ma- taderos, ponederos de huevos para gallinas, y otros centros de reproducción y ejecución ani- mal, que es una conducta puramente agresiva – sádica, pues reúne todos los requisitos de ésta.
También consideramos psicopático la experimentación animal en laboratorios para productos cosméticos, abrigos de pieles y otros similares, si no son para el avance de la ciencia.
A mí me empujan, yo empujo. Al igual que si en el metro, por poner un ejem- plo gráfico, si nos empujan, respondemos con otro empujón, sin que por ello quisiera indicar que nuestra actitud es adversa a los demás, en el capitalismo que sufrimos todos, hacemos lo mismo. Si empujamos es porque nos están presionando otros; al principio de la cadena está el sistema de producción que necesita más producción y, más rápida, lo antes posible para tener más beneficios.

La sociedad de consumo se basa en la competencia, pero ésta no es libre. El paradig- ma no es que no sea libre la competencia, sino que está dirigida por las multinacionales y los gobiernos títeres de éstas. Poniendo el caso de las Multinacionales Norteamericanas y Chinas, que tienen un presupuesto anual superior al del Estado español.

¿Cómo puede resistirse al- gún Gobierno títere Occidental a su política de expansión?

Las empresas capitalistas, básicamente las grandes empresas, pero también por qué no decirlo, las medianas e incluso las pequeñas, en ocasiones fuerzan al consumo a sus tra- bajadores, ofreciéndoles descuentos engañosos, supuestos viajes gratis o «2 por 1», y toda una retahíla de ofertas y promociones y demás publicidad totalmente capciosa para no decir engañosa y que empuja al consumo absurdo.

El ciudadano, se ve empujado por las condiciones en las que se vive y, siendo contrario a prácticas abusivas, se ve en la necesidad de vender su fuerza de trabajo a otras empre- sas que de forma directa o indirecta apoyan al sistema.


Al colocarse en una empresa, el mismo ciudadano comprueba que las prácticas son engañosas, abusivas o que inducen al error. No obstante, no puede prescindir de su traba- jo, por la necesidad de mantenerse a sí mismos y a su familia, perdiendo la capacidad crítica frente a la falta de ética global que va impo- niendo el sistema.

El estrés mata

En mis estudios realizados en más de 50 países del mundo, he podido comprobar que en los lugares donde había un alto grado de estrés, las personas se deprimían más. Ignoramos qué incidencia tiene la depresión sobre el suicidio y sobre la propia muerte. No obstante, indicar que si bien la ociosidad es maligna, el estrés es aun peor. Los estudios en cárceles indican que la ociosidad de los seres los lleva a la depresión, pero no a la muerte.
Así pues, la primera conclusión es que el estrés es una causa de infarto, de impotencia sexual y de depresión. El estrés lo causa principalmente el exceso de trabajo y el ritmo del mismo. A pesar de que en España, Europa y los países occidentales o desarrollados los tra- bajadores tienen un derecho laboral, que les permite trabajar no más de 40 horas a la semana, y disponen de dos días de descanso y 30 de vacaciones, el estrés les mata.

Es el ritmo de esas ocho horas de trabajo lo que les hace enfermar, pues después de una jornada de trabajo de tantas horas a un ritmo inhumano, los trabajadores en Occidente quedan con tal agotamiento que no pueden descansar las otras horas que, supuestamente, están dedicadas al reposo y ocio.
Ello con la suposición de que las citadas ocho horas de trabajo sean seguidas, pues en horario partido, el trabajador está fuera de su ámbito laboral más del citado tiempo y se con- vierten no en ocho sino en diez o más. Asimismo, al evaluar las horas de trabajo, no se contabilizan las que se emplea en llegar al puesto de trabajo, con lo que si este período es de dos horas en total (una para ir y otra para regre- sar, con la congestión actual del tráfico en lasNo obstante, proponemos un sistema no basado en el consumo de artículos absurdos, inútiles o inservibles, sino en un sistema en que el Estado, la Comunidad Autónoma, Es- tado Federal, el Municipio u otra institución, regulen los bienes de consumo que deben adquirir las personas de acuerdo con su libertad pero siempre de una forma racional. Sabemos que esta reflexión entra en el campo de lo utópico, pero la humanidad siempre ha avanzado a través de proposiciones que en un principio parecían utópicas y luego se han desarrollado. Buscamos una sociedad basada más en los valores humanos que en el consumo, sin que queramos con ello privar a las personas de su derecho a consumir aquello que más deseen, pero siempre dentro de una racionalidad. Queremos en la sociedad seres libres y no seres manejados como si fueran máquinas, movidas sólo por su avidez de consumir.

Ignoramos hasta qué grado de estrés podrá soportar la humanidad hasta que decida frenar el ritmo de producción-consumo, pero creemos que estamos ya en el límite. Indicar que precisamente los países más ricos son losque tienen un índice de natalidad más bajo, y ello es un termómetro para entender que, a pesar del confort, la técnica y los bienes de consumo, los humanos en este sistema no de- sean reproducirse, porque tener un hijo supo- ne una mengua en los ingresos económicos, o lo que es lo mismo, no podrán conseguir tan- tos bienes de consumo.

Las personas, cuando se sienten felices y creen que pueden hacer felices a sus hijos, se re- producen más que en caso contrario. Un caso fue el de Bosnia, ya que cuando finalizó la guerra con- tra Serbia, aumentaron los índices de natalidad.
Con todo esto, queremos decir que el estrés asociado al consumismo crea seres agresivos, in- controlados, carentes de ética, sólo movidos por el afán de lucro y no por valores humanos y por tanto, psicópáticos y si además no consiguen el éxito social, se vuelven antisociales.

Padres que no educan a sus hijos

Recogiendo el tipo establecido en algunos Có- digos Penales, proponemos al legislador que seincluya un tipo, es decir, un delito por el cual se condene a penas de multa o privación de libertad en fin de semana y otras, a los padres que dejen de escolarizar a sus hijos, o a los que estando escolarizados no cuiden de que asistan a clases, puesto que un niño sin esco- larizar es un ser pasivo que aprende sólo de los mensajes publicitarios y no de la cultura verdadera, siendo un ser con un futuro muy negativo y con una tasa de delincuencia que se multiplica por siete en referencia a los niños escolarizados.

Ya existe un precedente en el Código Penal Español y en el Cubano, de penas de pri- sión a quienes mendiguen con hijos menores. Entendemos que tener hijos debe ser un acto de responsabilidad, y compromiso con un ser que no pide nacer y que en muchas ocasiones tiene la poca fortuna de habitar el planeta en estas circunstancias. La responsabilidad de los padres con sus hijos debe llegar a medirse por hechos, y otorgarse la pérdida de la patria potestad de los mismos en casos graves, como en el abandono, la no escolarización o el consentimiento frente al consumo de drogas.

16 abril 2021. Por:Alejandro Ojeda. Para: Narcisistas al Descubierto.

Mexicali B.C, México.

Bibliografía: Antisociales y psicópatas.

Publicado por Ojedatatt2

Espacio de información sobre el trastorno Narcisista de la personalidad y psicopatía.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: