TERAPIA EMDR, ¿QUE ES Y EN QUE CONSISTE?

EMDR es el acrónimo en inglés de «Eye Movement Desensitization and Reprocessing» (desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares).

Es una técnica terapéutica utilizada para desensibilizar y reprocesar traumas psicológicos de una manera natural.

El método fue creado y ha sido desarrollado desde 1987 por Francine Shapiro. (Doctora en Psicología). Shapiro observó de forma casual que, bajo ciertas condiciones, el movimiento de los ojos podía reducir la angustia vinculada a pensamientos negativos. En 1989 llevó a cabo una investigación con personas que sufrían de traumas de la guerra de Vietnam y con víctimas de abusos sexuales, y comprobó que EMDR reducía de manera significativa los síntomas del TEPT (Trastorno por Estrés Postraumático).

En 2013 el Comité Revisor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó formalmente la recomendación para emplear el EMDR en adultos y niños.

• ¿CÓMO FUNCIONA?

Durante la vivencia de un hecho traumático, las respuestas bioquímicas activadas (adrenalina, cortisol, etc.) bloquean el sistema innato de procesamiento de la información del cerebro, aislando las informaciones respecto al trauma, cerrándolas en una red neuronal con las mismas emociones, creencias y sensaciones físicas que existían en el momento del hecho. Es decir, el hecho traumático queda aislado del resto de la red neuronal de la persona y no se integra con el sistema innato que empuja a cada uno hacia la autocuración.

La terapia con EMDR puede utilizarse dentro de una terapia “verbal” (como terapia complementaria). También se usa para poder llevar a cabo una terapia más profunda.

La aplicación del proceso incluye la estimulación bilateral alternada (considerando la parte derecha e izquierda del cuerpo, se promueve a que reaccionen alternamente primero una y luego la otra), mediante el movimiento ocular, tapping (golpecitos en las rodillas o en las manos) o a nivel auditivo. Este procedimiento estimula los dos hemisferios, favoreciendo la comunicación entre estos y desbloqueando la información contenida en el sistema nervioso que formaba el trauma.

Así todos los aspectos que habían quedado fragmentados por la situación traumática, se vuelven a estructurar y se integran adecuadamente a nivel neuronal, pasando a ser parte de los recuerdos, es decir, dejan de activarse en el presente y causarnos perturbación. El sentimiento de miedo consecuencia de los hechos pasados desaparece y se logra un sentimiento de seguridad.

¿PARA QUE TIPO DE PERSONAS/PACIENTES SE RECOMIENDA?

EMDR es una terapia efectiva y de resultados perdurables en pacientes con Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) y demás trastornos asociados al espectro del trauma (ya sea un trauma intenso o bien uno leve).

Cuando hablamos de traumas podemos diferenciar dos tipos:

Traumas (con T mayúscula) y traumas (con t minúscula).

• Los traumas “T” es lo que tradicionalmente definimos como trauma, una sola experiencia terriblemente dolorosa y que fácilmente hace reaccionar a la persona ante una situación similar o algún aspecto que le recuerde la vivencia. Ejemplos de este tipo incluirán atentados, robos, accidentes de coche, experiencias de una batalla, abusos sexuales o físicos.

• Los traumas “t” se refieren a las situaciones perturbadoras consistentes en el tiempo, ninguna de la experiencia en si misma fue traumática, pero sí que fueron suficientemente repetidas como para que el efecto acumulado sea tan impactante como un trauma “T”. Ejemplos de este tipo son el rechazo de los padres, la exigencia excesiva de un profesor o el desprecio de los compañeros de clase. Según la experiencia en la aplicación del método, parte de las dificultades actuales de los demandantes parece estar relacionada con sucesos angustiosos sufridos en la infancia que han quedado bloqueados y siguen influyendo no solo en la conducta del individuo, sino que también en la gestión de situaciones traumáticas posteriores.

La Dra. Shapiro explica:

“Muchos de nosotros pensamos que el trauma consiste en grandes acontecimientos. Pero por definición, trauma es cualquier hecho que ha tenido un efecto negativo duradero en la persona. Todos conocemos gente que ha perdido el trabajo, a sus seres queridos e incluso posesiones y como resultado, han sufrido intensamente. Cuando se pierde la paz del espíritu o si nunca se ha tenido, puede haber serias consecuencias físicas y psicológicas, sea cual fuere la causa”.

(Extraído de Francine Shapiro, en Una Terapia Innovadora para superar la Ansiedad, el Estrés y el Trauma. Versión española 2007).

Los profesionales capacitados y certificados si existen!

Por; Alejandro Ojeda.

Narcisistas al Descubierto todos los derechos reservados. Mexicali, Baja California. Mexico.

EL DESPERTAR MASIVO TRAS LA PANDEMIA.

Por: Alejandro Ojeda/Narcisistas al Descubierto.

Probablemente muchos de nosotros en algún momento, desde el inicio del 2020 y a lo largo de estos casi dos años pudimos llegar a contagiarnos de coronavirus (Covid-19). Lamentablemente para muchos otros esto afectó a un nivel mucho más personal pues perdieron a uno , o probablemente a más de uno de sus seres queridos. Incluso habrá muchos otros que fueron sobrevivientes y que, tras enfermarse por Covid-19, quedaron con demasiadas secuelas que les dificulta su día a día.

Si bien es cierto que esta pandemia vino a mostrarnos lo vulnerables y frágiles que somos como humanidad, como nación y como sociedad ante una catástrofe, también es cierto que fue el despertar de muchos de nosotros respecto al tema de la psicopatía y Narcisismo. (Sin duda me incluyo en esa lista).

Durante los meses de confinamiento, al igual que yo, muchas otras personas de distintas partes del mundo y sin existir alguna conexión entre nosotros, pasaban por esta misma situación, y de manera bastante similar. Fué en pleno inicio del 2020 que me encontraba inmerso en un mar de dudas, perdía toda credibilidad en mi mismo, me sentía sin un rumbo fijo, adormecido, prácticamente anestesiado, pues así sentía mi mente en esos días.

Pero… ¿A qué se debió ese masivo despertar?

Cuando en las noticias se habló de confinamiento, cuando circulaba la noticia en la que se mencionaba que nadie podría salir más de sus casas, todos los que ahora somos «empáticos despiertos» jamás imaginamos que esa sería la manera en la que lograríamos conocer sobre psicopatía y Narcisismo.

Tras estar encerrados prácticamente 24/7 al lado de nuestra pareja narcisista o psicópata, muy probablemente muchos pudieron tomarlo con alegría y entusiasmo pues estarían de tiempo completo con su amada pareja Narcisista. Pero en sí la realidad fue otra, el destino nos tenía preparado otro camino, un camino demasiado complicado, el camino de la transición.

Mientras en el mundo gobernaba el caos, la desesperación, la incertidumbre y la angustia; muchos de nosotros lo sentíamos también tras puertas cerradas. Y fue solo así que pudimos comprender que algo no estaba bien en nuestra relación, solo asi pudimos enfocar nuestras energias y nuestro tiempo en encontrar una explicación que apaciguara esa necesidad de querer llegar al fondo, de encontrar una explicación creíble.

Sólo imagínen a su pareja Narcisista o psicópata en una constante desesperación, pues recordemos que dentro de las características de estos personajes se encuentra el aburrimiento con facilidad. A eso sumemos que necesitan depredar a varias fuentes en simultáneo. Pienso que fue algo desesperante para ellos, y al final algo positivo para nosotros. Ellos, sin poder acceder a sus fuentes alternas de combustible, y reduciendo sus opciones de quién valerse, no pudieron conformarse con la poca cantidad de combustible que las personas con las que interactuaban en redes sociales y las de aplicaciones de citas en línea pudieran generar. Muchos Narcisistas y psicópatas tuvieron que valerse de su única fuente más cercana, su fuente principal o fuente primaria… TÚ.

Seguramente tú pareja Narcisista se mostró malhumorada, sin energía de tolerar el poco o nulo nivel que otorga el combustible positivo, así que su devaluación debió incrementar en malignidad, azotando a muchos de nosotros de manera brutal para poder validarse como superiores, esto nos marcó al grado de comenzar a buscar respuestas de manera, quizá desesperada. Así valiéndonos o guiándonos por lo primero que nos diera un poco de información y así entender un poco lo que atravesamos.

Aunque quizá muchos no lo vivieron del mismo modo, incluso puede que muchos otros sigan dentro de la dinámica destructiva narcisista. Muchos otros llegamos al tema del Narcisismo y la psicopatía, entendiendo poco a poco muchas cosas mientras avanzábamos de la mano con la información, obsesionandonos cada vez más con el investigar y así poder llegar al fondo de la situación. De está manera fue que muchos logramos despertar. Los Narcisistas y psicópatas probablemente tras su poco combustible y mientras veían como seguía bajando su nivel del mismo, no tuvieron más opción que acelerar su devaluación.

Personalmente, puedo al menos visualizar que la pandemia me sirvió positivamente, pues pude despertar, pude darme cuenta que realmente no estaba loco como me hicieron creer, que por fin las cosas comenzaban a cambiar para mí, pues era ya consciente que, al menos no debía seguir ahí.

Falta mucho camino por recorrer, comportamientos y conductas que cambiar, incluso erradicar.. Aún nos falta mucho más por aprender, y mucho más aún por compartir y difundir para poder llegar al objetivo o meta. Esta es, hacer que el mensaje llegue a toda esa gente que aún desconoce esto, a toda esa gente que aún está por despertar, mientras llegamos a eso aquí seguimos y seguiremos en la lucha.

Alejandro Ojeda

Mexicali, Baja California. México.

A %d blogueros les gusta esto: